Noticia

Autor

Daniel Valencia Yepes

Fotografía

www.dw.com/

Publicado

17 Jun 2016

Polonia y Alemania: un tratado histórico

A 77 años del inicio de la Segunda Guerra Mundial,  Polonia y Alemania volvieron a enfrentarse, esta vez de manera pacífica en un estadio de fútbol, en la Eurocopa 2016, momentos en que se cumplen 25 años del Tratado sobre buena vecindad y cooperación amistosa entre ambos países.


La lucha deportiva que une hoy a los dos países por la conquista de la copa europea de futbol es también símbolo de la reconciliación que estas dos naciones sellaron hace 25 años, el 17 de junio de 1991.

Ese día el canciller Helmut Kohl y el primer ministro Krzysztof Bielecki firmaron el acuerdo que trata especialmente temas de seguridad, política, economía, medio ambiente y cooperación. Pero también tocó aspectos culturales importantes como el reconocimiento del derecho a preservar su lengua y su cultura. Así, 20 años después de la firma el balance es positivo, de acuerdo a los portavoces de ambos países, y su importancia radica en que representa un caso emblemático en la reconciliación entre países que estuvieron en guerra durante décadas. También la visión a futuro y de responsabilidad histórica que contempla. 

La II Guerra Mundial comenzó el primero de septiembre de 1939, cuando el Blitzkrieg  de Hitler impactó el fuerte polaco de la península de Westerplatte, en Gdansk (al norte de Polonia), conocida en ese tiempo como la ciudad libre de Danzig. A partir de la ocupación del régimen nazi, la guerra cobraría aproximadamente 6.850.000 víctimas en ese país. La confrontación bélica llegó a su fin en 1945.

El tratado en el presente

En Alemania comenzó en los años 60 el trabajo de memoria alrededor de los crímenes de la Segunda Guerra Mundial y actualmente es un gran referente en temas de memoria histórica para Colombia.

Y es que polacos y alemanes, dos pueblos del corazón de Europa, han tenido una larga lista amistad y cooperación, pero también de enfrentamientos y disputas por el territorio, y a menudo sus fronteras se han entremezclado, extendiéndose hacia un lado o hacia el otro. Polonia era parte del Sacro Imperio Romano Germánico, de Prusia y posteriormente del Tercer Reich, y fue sin duda uno de los países más afectados por la invasión Nazi. Hoy de un lado y del otro los habitantes cruzan las fronteras sin problema, viven, pasean o trabajan en el país vecino.

Incluso en el futbol se evidencia esta reintegración: Lukas Podolski, jugador polaco nacionalizado alemán, ganó el mundial pasado jugando para Die Mannschaft, los 11 alemanes,  y en el partido del pasado jueves, Robert Lewandowski, también polaco, juega con la selección de su país aunque normalmente se ponga la camiseta del Bayern de Múnich.

Alemania tiene actualmente importantes acuerdos económicos con su vecino del Este, como el del Triángulo de Weimar y frecuentemente realizan consultas gubernamentales bilaterales. De hecho, para bien o para mal, ante la subida al poder de un partido euroescéptico en Polonia, que ha prendido las alarmas en la Unión Europea, Alemania ha preferido guardar prudencia y delegar a Bruselas la responsabilidad de opinar sobre las controvertidas leyes del actual gobierno polaco para mantener la relación de amistad y negociar directamente con Varsovia.

Algunos lugares para la memoria en Alemania

Centro Alemán de Información

 

Copyright 2019 / Centro Nacional de Memoria Histórica / Condiciones y Términos de Uso Ventanilla única de radicación y atención al público: Carrera 7 # 27 - 18 Pisos 20 al 24

Código Postal: 110421 Notificaciones judiciales: notificaciones@centrodememoriahistorica.gov.co

Horario de ventanilla de radicación: lunes a viernes de 8:00 a.m. a 12:30 p.m. y de 1:30 p.m. a 5:00 p.m. (días hábiles) Horario de atención al público:
lunes a viernes de 8:00 a.m. a 1:00 p.m. y de 2:00 p.m. a 5:00 p.m (días hábiles) / PBX: (571) 796 5060

Política de tratamiento de la información y datos personales.


Ir al contenido